Especificaciones en la distribución de medicamentos

pcargo-distribución-medicamentos

La mercancía que se transporta en cada caso se considera un factor fundamental a tener en cuenta no solo para requerir la información necesaria y esencial, sino también para seleccionar el medio más adecuado para su traslado.
 
En concreto, en el ámbito de los productos farmacéuticos la legislación es cada vez más exigente. A continuación, te contamos las especificaciones normativas que se ha de tener en cuenta para el transporte de este tipo de mercancía.
 

Las GDP EU

Las siglas GDP EU hacen referencia a los estándares mínimos de distribución establecidos por la Unión Europea. Estos mínimos se establecen con con la finalidad de que se mantenga la calidad de las medicinas que se trasladan y se establezca un sistema de calidad determinado. En concreto, a través de esta normativa se regula y se establece que:
 

    – Los medicamentos respetan y cumplen la normativa Europea establecida, incluyendo el cumplimiento de la cadena de distribución.
    – Su almacenamiento y transporte responde a sus necesidades, estando en condiciones óptimas todo el tiempo.
    – No se ven afectados por la contaminación de otros productos.
    – Los medicamentos almacenados se renuevan en el período de tiempo indicado, evitando la comercialización de productos en malas condiciones.
    – Los productos llegan al destinatario pertinente en un período de tiempo corto y satisfactorio.

 

Para asegurar el cumplimiento de estas condiciones, se realizan diferentes comprobaciones y exámenes a todos los agentes que intervienen en el sistema de distribución y almacenaje. De hecho, a fin de asegurar el correcto estado de los vehículos, se realizan labores esenciales, como son:
 

    – Inspección de los vehículos individuales.
    – Análisis y verificación de las condiciones térmicas para los medicamentos.
    – Se estudian y tienen en cuenta las variables estacionales para adaptar la temperatura.

 
 

La clasificación ATP

Sus siglas hacen referencia al Acuerdo sobre Transportes Internacionales de mercancías perecederas y los vehículos especiales utilizados durante su traslado. Las inspecciones acordes a esta clasificación se realizan con el objetivo de comprobar la seguridad de los vehículos o, en su defecto, detectar las posibles deficiencias que presenten.
 
 
En concreto, la aplicación del ATP es para determinados vehículos utilizados para el transporte de mercancías. Los isotermos, refrigerantes, frigoríficos y caloríficos son los medios de transporte sobre los que recae esta normativa.
 
 
La clasificación ATP hace una división de los diferentes medios de transporte según las necesidades de los productos alimenticios que se van a trasladar. En concreto, existen dos clasificaciones principales:
 

    – FRC para el transporte de productos entre +12ºC y -20ºC.
    – FNA para el transporte de productos entre +12ºC y 0ºC.

&bsp;
Los vehículos clasificados como FRC tienen una unidad de refrigeración mecánica y un gran aislamiento. Estas características hacen que se puedan trasladar productos hasta en -2ºC.
 
Como ya hemos comentado, la temperatura es un factor fundamental para mantener las propiedades de los productos que se trasladan. Generalmente, los medicamentos o productos sanitarios suelen transportarse entre 2ºC y 8ºC o entre 15ºC y 25ºC. Por lo tanto, en ocasiones, el vehículo deberá contar con un calefactor que permita transportar los medicamentos en las condiciones óptimas.
Esto hace que la clasificación ATP sea incompleta, puesto que, aunque indica el equipo refrigerador del vehículo, no indica si también tiene un calefactor.
 
 

¿Se cumple la normativa establecida?

No obstante, a pesar de la normativa establecida en este ámbito, son muchos los factores externos que se han de tener en cuenta y que no siempre están controlados. Por ello, la compañía farmacéutica siempre ha de preguntarse por las condiciones en que esos medicamentos han llegado a su servicio farmacéutico.
 
 

Write a comment