¿Qué es el almacenaje de mercancías?

storage and distribution-almacenaje-mercancias

Cuando hablamos de una empresa transitaria y los servicios que proporciona, inevitablemente hemos de tratar el almacenaje de mercancías. Este servicio tiene la finalidad de guardar la mercancía de los clientes en un almacén que contribuya a conservar las buenas condiciones de los productos.

 
La evolución de Internet y las nuevas tecnologías han facilitado este proceso. De esta manera, la web se utiliza para agilizar los procesos de comunicación en este servicio, consiguiendo una mayor eficiencia.
 
 

El almacenaje de mercancías también cumple una función principal en la cadena de suministro y en la reducción de costes.

 
 

Por un lado, favorece y facilita el abastecimiento de la mercancía en los locales comerciales, así como la distribución física de los productos.

 

En este sentido, el almacenaje de mercancías establece un vínculo directo con las existencias/stock de los comercios o tiendas a las que está destinada. Es decir, a través del sistema de almacenaje almacenaje, se controla la recepción y el movimiento de la mercancía dentro del propio almacén, haciendo que esta llegue al cliente cuando desee.

 

Para cumplir su objetivo con éxito, es imprescindible contar con una buena organización y logística de almacenamiento. Es decir, con un buen método de almacenaje.

El objetivo de la logística en el almacenaje de mercancías es el de reducir los costes a través de su ubicación. Es decir, la de agilizar el proceso de búsqueda y carga de las mismas.

 

Para cumplir con esto, se establecen varios puntos a tener en cuenta relacionados con la forma en la que se coloca la mercancía, el tipo de mercancía a almacenar y así el espacio disponible:

 

    – Posibilidad de fácil de acceso a los productos con el mínimo número de traslados.
    Rotación controlada del stock.
    – Facilidad en el reconocimiento del estado de los productos, así como en el recuento de los mismos e inventario.
    – Aprovechamiento de la capacidad de almacenaje en sus dimensiones: superficie y altura.

 
 
No obstante, a pesar de los ya comentados parámetros a tener en cuenta para la organización de la mercancía, el proceso de almacenaje desempeña otras funciones.
Entre estas, destacan la recogida de la mercancía, la información sobre las entradas y salidas de la misma, el almacenamiento organizado y la revisión y mantenimiento de los productos.
 
 

Como veis, son diversos los factores a tener en cuenta durante el proceso de almacenaje de mercancías.

Además esto, almacenar los productos cuenta con varias ventajas: mejora tanto la distribución como la organización y control de los productos, ayuda a prevenir posibles errores y supone un ahorro de tiempo y costes totales.

 
 

Write a comment