¿Qué es la logística integral y por qué es tan importante?

Contact-ES- logística-integral

Un aspecto fundamental de las empresas transitarias, además del transporte de mercancías, es la logística. Como ya os hemos comentado en anteriores posts, la logística es tan importante como el transporte de los productos. Sin ella, la organización y llegada de la mercancía en buenas condiciones sería un proceso todavía más complicado de lo que es.
 
La logística es una potente herramienta de organización utilizada para cumplir unos objetivos preestablecidos mientras se reducen los costes y facilita la toma de decisiones. La facilidad de comunicación que proporcionan herramientas como el correo electrónico, ha dado paso a una concepción más completa del concepto, la logística integral.
 
La logística integral proporciona una visión global y de conjunto. De esta forma, este concepto abarca todos los procesos necesarios que se derivan de la empresa para que el servicio sea eficiente. De esta forma, se crea un flujo de información en el que se contemplan desde la relación con los proveedores de materia, la cadena de suministro o el control de inventario.
Estos son algunos de los beneficios que proporciona la adaptación de esta forma de organización. No obstante, proporciona muchas más ventajas competitivas que se derivan de la mejora del sistema de producción.
 
 

La figura del experto en logística integral.

 
La figura del experto en logística surgió de la necesidad de coordinar los departamentos de producción y ventas. Es decir, de tener un encargado que controle los flujos de materiales y gestione las tareas derivadas de ese control.
La logística integral consiste en la coordinación de los productos a tiempo, procesos y la toma de decisiones tanto internas como externas del centro de logística.
Por lo tanto, la logística integral abarca más aspectos que el traslado de mercancías o una función concreta en la cadena de distribución. Se encarga de gestionar toda la información que afecta a los proveedores, clientes, empresa y mercancía.
 
La logística integral está comenzando a implantarse tanto en empresas multinacionales como de menor tamaño. Esta situación es consecuencia de una mayor competencia internacional y la economía globalizada. No obstante, proporciona diferentes ventajas, como la búsqueda de reducir gastos innecesarios y un aumento en su eficacia y organización.
 
 

¿Qué ventajas me aporta la logística integral?

 
La logística integral gestiona la cadena de suministro, su eficacia en la cadena de distribución y en la gestión de operaciones. Se trata de un proceso complejo y difícil de manejar. No obstante, el operador logístico, a través de esta organización integral, podrá proporcionar diferentes soluciones a las complicaciones que se presenten.
 

Las ventajas de la logística integral son:

 

    – Rapidez en los procesos: una buena organización supone una reducción en el tiempo empleado, y, por lo tanto, de los gastos.
    – Aumento en la competitividad: la empresa se desarrollará y expandirá con más facilidad, abriéndose paso en otros mercados internacionales.
    – Menos costes: cuanta más información sobre la empresa, más se podrá controlar el stock y el transporte. Al optimizar estas tareas, se reducirán los gastos innecesarios. Esta reducción puede venir desde el ahorro en las compras de manufactura hasta en los costes de almacenaje.
    – Más calidad: al tener los procesos más controlados, el tiempo invertido en las propiedades de los productos es mayor.
    – Flexibilidad: una estructura rígida dificulta la implantación de una logística integral. La flexibilidad es fundamental en las nuevas empresas para adaptarse a nuevos procesos.
    – Respuesta rápida y mejor servicio: al gestionar y controlar todos los procesos, la toma de decisiones y previsión de imprevistos es más rápida y mayor.
    – Más rentabilidad: la mejora en el rendimiento supone un ahorro de costes y, por lo tanto, una mayor rentabilidad.

 
 
 

Write a comment