Todo lo que debes conocer sobre la carga vía marítima

poza1-transporte-carga-vía.marítima

Cada medio de transporte es específico y tiene unas características determinadas, por lo que la mercancía a transportar también estará sujeta a estas características. A lo largo de este post, incidiremos en la carga vía marítima que puedes transportar.
 
Como ya hemos comentado, el medio marítimo es uno de los medios más utilizados en el transporte internacional de mercancías. Existen diferentes medios utilizados para la realización de esta actividad: buques de carga, buques portacontenedores, buques graneleros, etc.
 
 

Tipos de buques y características

Cada buque tiene características y funcionalidades específicas. Aunque existe un grupo que son los más utilizados, podemos encontrar hasta 9 tipos diferentes con sus especificidades: buques de carga general, buques portacontenedores, graneleros, frigoríficos, petroleros, para carga de gases licuados, de carga rodada, para cargas químicas, para cargas proyecto y barcazas.
 

Buques de carga general

Tradicionalmente, han sido los más utilizados para el transporte de carga sólida y mercancía suelta. No se transporta contenedores en ellos y suelen incluir grúas propias. De esta forma, se facilita y agiliza la carga y descarga de las mercancías.
 

Buques portacontenedores

Los buques contenedores son los más utilizados en el transporte marítimo para el transporte internacional de mercancías. De hecho, se estima que más del 50% de todo el comercio internacional vía marítima se realiza a través de este tipo de buques. Siguiendo la normativa ISO, los buques está especialmente fabricados para el transporte de contenedores marítimos estándar. Una vez la mercancía llega a cualquier puerto del mundo, los contenedores son descargados con grúas pórtico, que trasladan la mercancía entre el navío y el camión.
 

Buques graneleros

Suelen tener un gran tamaño, y cuentan con diversas bodegas. Suelen utilizarse para transportar la mercancía y la carga suelta, como minerales o incluso cemento. Su coste se calcula a través del peso total de las mercancías. En relación a la descarga de la mercancía, en ocasiones se utiliza maquinaria especializada para agilizar el proceso.
 

Buques frigoríficos

Se trata de buques con unas características muy determinadas. Por un lado, encontramos que suelen fabricarse de color blanco, de forma que los rayos del sol se reflejen y eviten el calentamiento. Este aspecto es fundamental debido a la necesidad de la mercancía de estar a temperaturas frías, normalmente refrigerada o congelada. Se transportan alimentos perecederos, de lo que deriva la importancia que tiene que la mercancía mantenga su temperatura, la rapidez adquiere una relevancia principal. Por ello, suelen alcanzar una mayor velocidad que otros tipos de buques.
 

Buques petroleros

Como su propio nombre indica, suele utilizarse para el transporte de petróleo. Se estima que los buques conocidos como superpetroleros son capaces de trasladar hasta 2 millones de barriles. No obstante, como consecuencia del tipo de material y su desenlace si sucediese cualquier imprevisto o problema, se está optando cada vez más por transportar este material en buques cuyas dimensiones sean más reducidas.
 

Buques para carga de gases licuados

En concreto, este tipo de buques se utiliza para el transporte de Gas de Petróleo Licuado o GPL y Gas Natural Licuado, o GNL. La principal característica de estos buques es que almacenan la carga en tanques esféricos especiales y con una presión determinada; normalmente alta y con bajas temperaturas. Estos gases no se suelen trasladar juntos, ya que la temperatura ideal necesaria para cada uno de ellos es diferente. Además, como se trata de mercancías peligrosas, se tiene que recurrir a terminales y maquinaria especializada para las operaciones de carga y descarga.
 

Buques de carga rodada

En estos buques, la mercancía se carga y descarga a través de una rampa de grandes dimensiones. Además, cuentan con maquinaria y plataformas específicas a través de las cuales se inmoviliza cualquier tipo de carga rodada. Como su propio nombre hace alusión, están especialmente pensadas para realizar el transporte marítimo de mercancías con ruedas/b>.
 

Buques para cargas químicas

Se trata de buques especialmente diseñados para poder trasladar mercancías peligrosas. En ellos, se suelen transportar mercancías químicas que, si no se tratan con el debido cuidado y profesionalidad, pueden desencadenar consecuencias catastróficas. Estos tipos de buques se caracterizan por llevar varios tanques, por lo que se pueden llevar diferentes cargas químicas en un mismo viaje, ahorrando así costes.
 

Buques para cargas proyecto

Como su nombre indica, hace referencia a un tipo de transporte destinado a transportar mercancías muy pesadas y voluminosas. A este tipo de navíos se les suele conocer como float-on/float-off. Su principal característica es que son semi-sumergibles, de forma que, una vez llegado a su destino, el proceso de descarga es mucho más ágil y rápido.
 
 

¿Cómo sé qué tipo de buque es el indicado para mi mercancía?

Las características que cada buque presenta son diferentes como consecuencia de las características que tienen las cargas que operan en el mercado internacional. Por lo tanto, encontramos, en el transporte marítimo de mercancías, las siguientes cargas y buques:

    – Cargas sólidas: suelen ser transportadas por los buques graneleros o portacontenedores.
    – Cargas líquidas: para trasladar la mercancía se suelen utilizar buques tanque.
    – Cargas perecederas: las transportan buques frigoríficos como consecuencia de las características que presenta este tipo de mercancía.

    – Cargas rodantes: los buques que se utilizan tienen rampas de acceso que facilitan la carga y descarga de la mercancía.

 
 
Como profesionales, se ha de tener presente qué tipo de carga hay que trasladar y cómo se ha de realizar ese transporte. Principalmente con las mercancías peligrosas, es importante adoptar las medidas de seguridad pertinentes.
Fast Freight.
 
 

Related Posts

Write a comment